Sueño infernal

El duque Arthur de Almaroës era conocido como alquimista, aunque todas las personas lo consideraban un brujo, un demonio, Satán encarnado, ya que poseía una mirada lúgubre y porte frívolo. Este relato se centra en el diálogo entre el duque y el demonio, quien desea poseer el alma de Arthur, quien a su vez dice no poseerlo.

Gustave Flaubert. Francia, 1821. Es considerado uno de los grandes novelistas del realismo francés, junto con Stendhal y Balzac. Formó parte de la Revolución de 1848, en París, acontecimiento que observó con una mirada crítica.

Descargar