La doble y única mujer

Una mujer comienza a relatar su historia: se describe a sí misma como un ser con dos cuerpos, a los que llama “yo primera” y “yo segunda”. Cada uno tiene un deseo y necesita hacer su voluntad de manera independiente. Sin embargo, los seres dobles no están separados, sino que son una comunidad.

Pablo Palacio. Ecuador, 1906. En 1927 publicó la colección de cuentos Un hombre muerto a puntapiés y la novela corta Débora. Posteriormente, en 1931, comenzó a publicar algunos fragmentos de la novela subjetiva Vida del ahorcado.

Descargar