Árbol de fuego

La poesía de Espino es un equilibrio de romanticismo y expresión mesurada que canta al paisaje con imágenes de gran poder descriptivo, siempre desde una percepción tierna hacia todo ser y las constumbres de su tierra. Gran parte de su obra es un canto a la región de Cuzcatlán.

Alfredo Espino. Ahuachapán, El Salvador. Fue poeta y abogado, considerado uno de los autores clásicos de la literatura centroamericana. A muy temprana edad comenzó a publicar colaboraciones literarias en las revistas Lumen y Opinión Estudiantil, y en los periódicos La Prensa y Diario de El Salvador. Su único libro, Jícaras tristes (1936), es una colección de 96 poemas. Se trata de uno de los libros de poesía más publicados en su país.

Descargar